A partir de los tres años, generalmente, los niños empiezan a entrar en contacto con la lengua inglesa en el ámbito escolar. Nosotros queremos potenciar este primer contacto. Por ello nuestro método quiere ofrecer una continuidad al proceso de aprendizaje del idioma durante la etapa infantil y primaria.

¿Cuáles son los objetivos?

Ante todo buscamos fomentar el aprendizaje de la lengua; buscamos motivar al alumno para que el proceso de aprendizaje sea agradable y divertido y, por último, les ayudamos a ser conscientes de la existencia de otras lenguas con las que podrán comunicarse.

Metodología

Los niños tienen una enorme facilidad para aprender cualquier idioma. Nuestro método toma como punto de salida la realidad que envuelve al niño y se basa en su forma natural de aprender una lengua. Le proporcionamos una atmósfera agradable para que el aprendizaje se consiga de forma lúdica y divertida a través distintas herramientas:  medios audiovisuales, dinámicas, realia, pizarra digital interactiva y todo tipo de material para la clase.

Por lo que respecta a los niños a partir de 6-7 años, continuando con los conocimientos adquiridos les proporcionamos una amplia gama de actividades de todo tipo, siendo siempre el niño parte activa del desarrollo de la clase. Se empieza a favorecer la autonomía del alumno. Seguimos insistiendo en nuestro método en las rutinas, en su entorno, en situaciones que se dan de manera natural en el aula.

Cuentos, canciones, juegos variados (físicos, cognitivos, etc.) o fichas, son algunos de los medios a través de los cuales reforzarán y aumentarán su vocabulario. Empiezan a conocer estructuras sintácticas más complejas, son capaces de reconocer sonidos y producir textos orales y escritos según los contenidos correspondientes a su edad.

Los niños experimentan una total inmersión lingüística desde que entran hasta que salen de la clase. Pretendemos que aprendan de una manera natural donde los padres, parte activa en todo este proceso, puedan ver progresivamente los avances de sus hijos.